Ecoarquitectos

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Home Textos EcoArquitectos Reciclado de aguas grises

Reciclado de aguas grises

E-mail Imprimir PDF

argaiv1963

Reciclado de aguas grises

A petición de nuestros visitantes, hemos elaborado el presente texto abundando en las alternativas para el reciclado de aguas grises en las viviendas.

Las aguas grises se diferencian de las aguas negras en el contenido de materia orgánica. Mientras las aguas negras se identifican con la aguas fecales, las aguas grises se refieren a las que contengan una pequeña cantidad de materia orgánica y que no sea de origen fecal. Por ejemplo, según los puntos de vertido de una vivienda, las aguas grises provendrían del lavabo, la ducha y el bidet, y las aguas negras de los inodoros. Otros puntos de vertido como la lavadora, el lavavajillas o el fregadero de la cocina no tienen una clasificación clara y va a depender del sistema de reciclado de las aguas grises que entren en una categoría o en otra.

Los usos de las aguas grises, son usos secundarios, entendiendo por tales aquellos que no requieren agua potable. Esto usos son los inodoros, agua para fregar suelos, riego, piscina, lavavajillas y lavadora, si bien los tres últimos dependerán del sistema que se disponga de reciclado.

Los sistemas de reutilización de aguas grises actualmente son:

1. Uso directo de las aguas grises. En este sistema no se filtra ni trata el agua recogida. Supondría conectar directamente el lavabo con el inodoro y la ducha y el bidet con un depósito de pequeña capacidad para usos diarios como llenar el cubo de la fregona o regar.

El inconveniente que presenta el sistema es que las aguas grises con contenidos en materia orgánica ligeramente elevados, se convierten en aguas negras en el período de 24/48 horas. Por lo tanto, no se puede almacenar por más de ese tiempo y limita su aprovechamiento íntegro e introduce un riesgo de manejo de aguas negras.

La ventaja del sistema es su mínimo coste, pues no hay tratamientos, bombeos ni equipos. No requiere de espacios de almacenamiento e instalaciones.

2. Depuración química. Consiste en recoger las aguas grises en un depósito, dimensionado según puntos de servicio instalados, donde se tratan químicamente para degradar la materia orgánica y se desinfectan. También cuenta con un pequeño elemento filtrante. Consta de un grupo de presión para distribuir el agua reciclada a los puntos de servicio.

Desde Ecoarquitectos no recomendaríamos nunca esta opción, por la utilización de productos químicos de síntesis que son altamente contaminantes durante el proceso de fabricación, y conllevan riesgos de intoxicación durante su manejo y almacenamiento, introduciendo en la vivienda un riesgo para la salud. Supone un gasto económico constante pues hay que abastecerse de los productos periódicamente. La adición al agua de los productos si se realiza manualmente supone subidas y bajadas en la concentración del producto y un continuo reajuste de la dosis en función del contenido del depósito. Y si se realiza de forma automática implica un importante desembolso económico.

Como ventaja cuenta con un mayor periodo de utilización del agua reciclada y un menos coste económico inicial frente a otros sistemas.

3. Depuración biológica. En este sistema las aguas grises son tratadas haciéndolas circular lentamente por Equipo compacto de reciclado de aguas grisescompartimentos donde existen cultivos de bacterias que degradan la materia orgánica. Para viviendas con poco espacio se comercializan unos equipos compactos (1,8 m x 1,5m) ampliables por módulos según la cantidad de agua a reciclar. Se adaptan a las necesidades de viviendas unifamiliares pequeñas y grandes y a comunidades de vecinos en un edificio. El equipo incluye todas las electroválvulas y electrobombas necesarias y como novedad dispone en el último punto del tratamiento de una lámpara ultravioleta que esteriliza el agua. El coste del equipo mínimo, el necesario para una casa unifamiliar adosada es de unos 3.000 €.

El inconveniente que presenta este sistema es que consume energía eléctrica. En Ecoarquitectos este inconveniente lo solucionamos alimentando el equipo con una placa solar fotovoltaica. No requiere mantenimiento pues se realiza automáticamente y el nivel de averías es reducido.

Como ventajas, el sistema utiliza el sistema existente en la naturaleza para depurar las aguas. La degradación por medio de bacterias, es por lo tanto un método respetuoso con el medio ambiente. También tiene la ventaja de un mayor periodo de utilización del agua reciclada y una fácil ampliación, ya que es un sistema modular. El espacio que se ha conseguido es muy reducido posibilitando su aplicación a partir de viviendas con una superficie de unos 100-120m2.

Para viviendas con jardín y edificios con zonas privadas ajardinadas este sistema es el más económico. Al disponer de espacio, construimos nuestro propio sistema de reciclado de agua. Se compone de un depósito similar a una fosa séptica donde haremos trabajar a las bacterias anaeróbicas degradando la materia orgánica en una primera fase. Posteriormente, el efluente filtrado se hace pasar por un lecho de grava, donde las bacterias aeróbicas completarán el ciclo. De esta forma, usando los ciclos de regeneración presentes en la naturaleza, hemos reciclado las aguas grises obteniendo un agua de altísima calidad.

Este último sistema sirve para depurar aguas residuales modificándolo según se indica en el texto “Depuración de aguas residuales domésticas”.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


Items relacionados

¿Quién está en línea?

Tenemos 14 invitados conectado(s)

Teléfono: (34) 686 63 83 25

C/ Tomás de Aquino Nº 3, 7º1 14004 Córdoba - España

Privacidad Aviso Legal